¡Picante, apetecible, ligero, sin mayonesa! La salsa de guacamole clásica es una famosa salsa mexicana hecha con aguacate y especias. Sirva guacamole con chips de maíz nachos o como acompañamiento de otros platos: burritos, quesadillas, papas o pescado.